La humanización, asignatura pendiente de la sanidad española

imagen autor
Redacción.

La humanización, asignatura pendiente de la sanidad española

27/5/2024
992
Según un estudio para valorar la equidad en salud realizado por Omnicom PR Group. Ana Gonzalez, directora asociada y responsable del área de salud y Montse Escudero, directora de Omnicom Public Affairs, nos explican en esta entrevista los principales datos y conclusiones de este estudio.

Tanto la OMS (Organización Mundial de la Salud) como el World Economic Forum identifican la necesidad de trabajar en reducir la inequidad en temas de salud por su impacto en el bienestar de las comunidades.

Según el World Economic Forum, el 70% de las inequidades en salud está relacionado con factores no médicos. Es decir, la equidad se debe buscar más en reducir las diferencias injustas, evitables o remediables entre grupos de personas, en identificar los sesgos y en humanizar la atención médica.

Al amparo del World Economic Forum se ha creado también la Global Health Equity Network (GHEN), que defiende que cada organización tiene un papel que desempeñar en la generación de salud y bienestar equitativos. GHEN y sus socios visualizan un futuro sin disparidades en los resultados de salud y bienestar entre o dentro de los países, lo que se refleja en un compromiso público a través del Compromiso Cero Brechas en Salud.

Omnicom Public Relations Group a nivel mundial decidió trabajar en este ámbito y analizar más en profundidad lo que esta equidad puede suponer en países con realidades sociales y sistemas de salud diferentes: Estados Unidos, Reino Unido, Alemania y España. Para ello, ha llevado a cabo el estudio El impacto de la equidad en salud en comunidades y estrategia empresarial: Una llamada a la acción.

Ana Gonzalez, directora asociada y responsable del área de salud y Montse Escudero, directora de Omnicom Public Affairs, nos explican en esta entrevista los principales datos y conclusiones de este estudio.

¿Qué ha llevado a Omnicom  PR Group a hacer este estudio?
En Omnicom PR Group creemos que descubrir las posibles brechas y desigualdades en la atención sanitaria contribuirá a mejorar la salud de los ciudadanos.

Por eso, pensamos que lo primero era escuchar al paciente y, para ello, en colaboración con The Atlantic, pusimos en marcha un estudio global que pretende identificar esas desigualdades en 4 países desarrollados, pero con realidades sociales muy diferentes, y con sistemas de salud también diversos.

Como empresa, nos sentimos muy cerca de la visión tanto de la OMS como del WEF, sobre la necesidad de reducir las brechas y de ayudar a visualizar cómo se puede avanzar.

¿Cuáles son las principales conclusiones del estudio a nivel internacional?
Partiendo  del dato que apuntaba el WEF de que el 70% de las inequidades en salud están relacionados con factores no médicos,  el estudio elaborado por Omnicom revela la existencia a nivel internacional de 5 cuestiones clave: la discriminación que ha sentido en algún momento alrededor del 60% de los encuestados por razones de edad, peso corporal o raza (si bien la discriminación más explícita se produce en las comunidades no blancas, inmigrantes y LGTBQAI+); la pérdida de confianza en el sistema sanitario que casi el 80% de los encuestados reconoce sentir como consecuencia de lo que perciben como falta de empatía;  el compromiso de la comunidad en la que vivan con la promoción de la salud y la generación de hábitos de vida saludables; la brecha digital como tendencia global (que de nuevo afecta especialmente a las comunidades no blancas, inmigrantes y LGTBAI+) y la falta de inteligencia emocional.

Cabe resaltar que tres de cada cuatro profesionales de la salud creen que la industria farmacéutica debería formar parte de la solución al problema de la equidad.

¿Y cuáles son las principales conclusiones en España?
En general, la atención médica en España está bien valorada por la población española. Así lo revela también el último Barómetro Sanitario de 2023, que sitúa la satisfacción del sistema sanitario en un 6,27 -valoración que parece estabilizarse tras su descenso en 2022 (6,26) respecto a la situación prepandémica en 2019 (6,74)-. Por lo tanto, en lo que a calidad médica se refiere, la población española está satisfecha.

No obstante, el estudio realizado por Omnicom PR Group, pretende poner de manifiesto la importancia de otros aspectos en la atención sanitaria, más allá de la atención médica. Según la encuesta, existen ciertas áreas de mejora en lo que a humanización y atención personal se refiere. Tal y como muestra el estudio, más de la mitad de los encuestados (55%) afirma que la empatía y sentirse escuchados son algunos de los valores que buscan en los profesionales sanitarios. En este sentido, el 84% de los encuestados afirma haber perdido la confianza en el sistema sanitario y algunos aspectos que han motivado esta pérdida de confianza están directamente relacionados con los valores mencionados anteriormente: el 63% afirma que el profesional sanitario no pasó tiempo suficiente con ellos, el 57% dice no haberse sentido escuchado y el 48% declara que no le preguntaron lo que era importante para ellos.

La dificultad para conseguir atención médica es otro de los aspectos a mejorar. El 60% de los encuestados afirma haber tenido problemas a la hora de conseguir atención médica. La principal dificultad ha sido poder conseguir una cita (75%). Y el 17% afirma no tener tiempo o no poder ausentarse del trabajo. Como dato curioso, el 16% dice que le da miedo ir por si le diagnostican algo malo.

Asimismo, la digitalización y la posibilidad de que el sistema sanitario pueda ofrecer aplicaciones o canales digitales que faciliten la información sanitaria es otro de los aspectos que los encuestados reclaman. Más de la mitad de los encuestados (54%) dice que poder acceder de manera online a su historial médico y a la información sobre su salud sería útil y casi la mitad (44%) reclama aplicaciones digitales holísticas que abarquen salud física, mental y emocional. La mayoría (63%) de los encuestados que afirma haber utilizado portales digitales para conectar con su médico considera que es una herramienta útil: el 39% dice que le permite conectar con su profesional sanitario con mayor facilidad y rapidez y, el 24% afirma que su contenido es fácil de entender.

¿Qué diferencia a España del resto de los países encuestados?
Muestra de que la población española sigue siendo una comunidad que confía en la información médica que reciben de los profesionales sanitarios, es que, en España, casi el 80% de los encuestados afirma que no obtiene información sobre su salud fuera de los canales sanitarios. Alemania nos sigue de cerca en este sentido, puesto que solo el 29% de los encuestados alemanes declara obtener información médica fuera de los canales sanitarios. Sin embargo, en Reino Unido, el 57% de la población obtiene esta información fuera de los proveedores de salud y en Estados Unidos lo hace un 44% de los encuestados.

Por otro lado, a nivel general en todos los países, los encuestados también refieren haber sufrido algún tipo de discriminación por sexo, orientación sexual, peso o raza. En este sentido, España se sitúa entre los países que menos discriminación declara asociada a alguno de los aspectos mencionados anteriormente. Alemania y Estados Unidos son los que más discriminación sufren, según el estudio. 

¿Qué es lo que más reclama el paciente a los profesionales médicos?
Hay que tener presente que el tipo de relación que el profesional médico establece con sus pacientes influye directamente en la efectividad de la asistencia médica. Que los pacientes se sientan atendidos y comprendidos, que tengan la impresión de que entienden lo que les está sucediendo, o que decidan seguir los consejos de su médico, depende en gran medida de la relación que hayan establecido con él. Más de la mitad de los pacientes encuestados piden sentirse escuchados, que se tomen en serio sus síntomas y lo que les preocupa. La confianza y la empatía son los valores más apreciados por los pacientes en la relación con su médico, así lo afirman el 62% y 55% de los encuestados, respectivamente.

El tiempo es otro aspecto muy valorado, el 57% de los entrevistados desean que pasen con ellos el tiempo suficiente y el 56% que les expliquen todas las opciones de tratamiento, así como entender su estado de salud de una forma sencilla (61%). Además, el trabajo en colaboración por parte de todos los profesionales sanitarios que les atienden es otro aspecto muy apreciado para más de la mitad de los pacientes españoles.

Con todo, nuestra investigación pone sobre la mesa un nuevo paradigma de la atención médica, que supone, además de la atención a la enfermedad, una relación más comprensiva que se interese por el mundo personal del paciente, que permita expresar miedos, manifestar deseos y descubrir preferencias. En este sentido ya se están dando grandes pasos, así el 40% de los pacientes reconoce recibir apoyo no solo relacionado con la salud física, sino también con su salud mental (49%) y con una alimentación saludable (40%).

¿Es la humanización de la sanidad la respuesta?
La humanización es parte de la respuesta y debe ocupar un espacio clave en el continuo proceso evolutivo de nuestro sistema sanitario, porque puede contribuir a mejorar, y mucho, su calidad asistencial. Si bien en los últimos tiempos todas las medidas que se han llevado a cabo han tratado de poner al paciente en el centro del sistema, ahora, la humanización de la sanidad surge como el siguiente paso necesario para atender no solo la necesidad de tratamiento de un dolor físico, sino también cuidar las necesidades afectivas, que conectan con la parte emocional de las personas.

En la etapa COVID, la sociedad entera comprendió que lo importante era salvar vidas y, en ese sentido, fue aceptando todas las medidas adoptadas que en muchas ocasiones despersonalizaban e interferían en la comunicación con su médico, como las consultas telefónicas o solo citas previas. Ahora, en la etapa postcovid y quizá como una consecuencia natural acentuada por la pandemia, nos hemos dado cuenta de que, como pacientes, también jugamos un papel muy importante en el cuidado de nuestra salud. Por eso, queremos sentirnos tanto atendidos como entendidos.

En esta línea, las conclusiones de nuestro estudio vienen a refrendar la opinión de algunos expertos que señalan la humanización del sistema como la necesidad de apostar por la escucha activa y la atención plena e integral del paciente, con todas sus particularidades, donde también se tenga en cuenta la atención psicológica y social.                   

¿Podemos seguir sintiéndonos orgullosos de nuestra sanidad?
Si echamos la mirada atrás en estos últimos años, no podemos obviar que hemos vivido una pandemia global que ha marcado un antes y un después en la medicina y en la Sanidad española. Además, la dinámica demográfica de nuestro país nos muestra una sociedad cada vez más envejecida, y el sistema sanitario afronta algunas dificultades, como la escasez de médicos disponibles para la atención primaria.

Con este escenario como telón de fondo, 8 de cada 10 encuestados en esta investigación afirma haber perdido la confianza en el sistema sanitario, no así en el profesional médico, que sigue siendo la figura clave a quien recurrir para conseguir información sobre salud, así lo reconocen cerca del 80%.

La realidad es que nuestro sistema sanitario lo conforman múltiples piezas, la sanidad pública y la privada, que pueden convivir sin necesidad de ser rivales, y la administración pública para hacer frente a las nuevas y crecientes demandas sociales. Por otro lado, es necesario tener en cuenta las necesidades de la población, y estas necesidades no son uniformes en todos los territorios. Nos encontramos, sin duda, ante un reto sanitario que nos plantea la necesidad de escuchar muy bien a nuestra sociedad, entender sus percepciones y sus necesidades.

En este sentido, nuestra reflexión no puede olvidar la relevancia que tiene dedicar más esfuerzos y recursos a fomentar el cuidado dentro del entorno de las personas. Bajo esta premisa abordar la humanización de la asistencia sanitaria resulta muy necesario. Y es así, porque humanizar la sanidad implica cuidar a las personas, y no solamente tratar a los pacientes. 

PMFarma no se hace responsable ni se identifica con las opiniones, informaciones, ideas o conceptos vertidos en los artículos de opinión publicados en todos sus medios tanto revistas impresas, digitales y web.

Articulos relacionados:

Logo
Ariadna Román, Consultora Senior y Ainhoa Soriano, Manager del área Farma. Anima.
La accesibilidad digital de los pacientes como un pilar en salud

En el ámbito de la salud, la accesibilidad digital es la capacidad y el proceso de acceder a aspectos relacionados con un servicio de salud y su gestión por vía de un producto digital. Una clara oportunidad para mejorar la experiencia del paciente y...

Jun. 2024