Explorando nuevos horizontes en el tratamiento de la psoriasis

imagen autor
Doctor Paul Dupont, dermatólogo y antiguo jefe clínico de endocrinología y nutrición; y Cristina Ripoll Jiménez, biotecnóloga. Grupo Oemine Nature.

Explorando nuevos horizontes en el tratamiento de la psoriasis

05/2/2024
1392
La psoriasis y su vínculo con la carencia de fosfolípidos: Una perspectiva reflexiva desde la investigación del Dr. Dupont, dermatólogo y antiguo jefe de clínica en endocrinología y nutrición.

La piel va más allá de ser simplemente el reflejo físico de nuestro cuerpo. De hecho, es un indicador de las complejas interacciones entre la biología, la psicología y la genética. La psoriasis, una afección cutánea común, a menudo surge como resultado de un impacto emocional profundo. En este artículo, exploraremos una perspectiva novedosa sobre la psoriasis, destacando la investigación del Dr. Dupont y su propuesta sobre el vínculo entre la psoriasis y la carencia en fosfolípidos.

Psoriasis: ¿Un problema de piel o una enfermedad metabólica?
La psoriasis, enfermedad de la piel caracterizada por inflamación crónica y no contagiosa, se manifiesta con placas rojas y escamosas, ya sea en áreas localizadas o en todo el cuerpo. Las personas afectadas a menudo experimentan una disminución significativa en su calidad de vida debido a la carga emocional que implica. A pesar de ser erróneo, existe un estigma social que lleva a que las personas eviten el contacto por temor a contagiarse.

La causa exacta de la psoriasis aún no se comprende completamente. Es sabido que esta enfermedad está influenciada por tres factores principales: inmunológicos, genéticos y medioambientales. Aunque todos ellos juegan un papel determinante en la aparición de dicha enfermedad, la gravedad va a depender más de la alimentación, la exposición al sol, el estrés, los traumatismos cutáneos, las infecciones, las condiciones climáticas extremas, los medicamentos, los problemas metabólicos y endocrinos, etc. En España afecta alrededor del 2,3% de la población, lo que equivale a 1,3 millones de españoles, una prevalencia más alta de lo que comúnmente se piensa, afectando a una de cada 34 personas.

La nutrición como factor determinante
La nutrición desempeña un papel crucial en el desarrollo y la gravedad de la psoriasis, así como en los problemas de salud asociados. Algunos alimentos y nutrientes pueden empeorar la psoriasis, como las grasas saturadas, los azúcares simples, la carne roja y el alcohol. Estos alimentos activan procesos inflamatorios que pueden agravar los síntomas. Por el contrario, ciertos nutrientes como los ácidos grasos poliinsaturados omega-3 y la vitamina D, pueden mejorar la psoriasis al suprimir la inflamación y promover un equilibrio saludable en el cuerpo.

Además, se ha revelado que el síndrome metabólico es más frecuente en personas con psoriasis, con una correlación positiva entre su presencia y la gravedad de la psoriasis. Las citoquinas proinflamatorias, como la IL-6 y el TNF-α, desempeñan un papel clave en los trastornos metabólicos asociados a la psoriasis.

Sobrepeso, estrés y psoriasis: Un círculo vicioso
El sobrepeso en pacientes con psoriasis puede atribuirse a una sobreproducción de factores proinflamatorios, así como a cambios perjudiciales en los hábitos alimenticios y el estilo de vida. A su vez, el sobrepeso puede llevar a una disminución de la autoestima, un aumento del estrés y el desarrollo o empeoramiento de la depresión y los trastornos de ansiedad.

El estrés está estrechamente relacionado con el desarrollo y el empeoramiento de la psoriasis. Las personas con psoriasis a menudo experimentan niveles elevados de estrés debido a la naturaleza crónica de la enfermedad y su impacto en la calidad de vida. De esta manera, el estrés puede desencadenar brotes de psoriasis y empeorar los síntomas existentes.

Así mismo, el estrés puede influir en los hábitos alimentarios y el estilo de vida. Muchas personas recurren a la comida como una forma de hacer frente al estrés, lo que puede llevar a un aumento de peso. Por otro lado, el estrés también puede afectar negativamente al apetito y provocar una alimentación desequilibrada.

Por ello, el sobrepeso y una mala nutrición pueden empeorar los síntomas de la psoriasis y hacer que su tratamiento sea más difícil. La presencia de tejido adiposo adicional en el cuerpo puede aumentar la inflamación y la producción de citoquinas proinflamatorias, empeorando así el estado de la piel en pacientes con psoriasis. De este modo, una alimentación poco saludable puede carecer de los nutrientes necesarios para mantener una piel sana y reducir la inflamación.

Es crucial abordar tanto el estrés y el sobrepeso como la nutrición como parte de un enfoque integral para el tratamiento de la psoriasis.

Vitamina D: Regulador clave de la inflamación
Actualmente, se observa una deficiencia generalizada de vitamina D en los países europeos. Los pacientes con psoriasis severa tienen concentraciones significativamente más bajas en su suero sanguíneo en comparación con personas sanas o pacientes con formas moderadas a leves. Durante los meses de invierno, cuando la síntesis de vitamina D por la piel se reduce considerablemente, los síntomas de la psoriasis tienden a intensificarse en los pacientes. Además, la vitamina D juega un papel en el crecimiento y la diferenciación normales de los queratinocitos. Las deficiencias de vitamina D también pueden aumentar el riesgo de síndrome metabólico.

Una hipótesis innovadora: El papel de la lecitina marina
A pesar de los avances en la comprensión de la psoriasis, su etiología exacta aún se escapa a los científicos. Aquí es donde la investigación del Dr. Dupont, dermatólogo y antiguo jefe clínico de endocrinología y nutrición, añade un haz de luz en la oscuridad. Sugiere que la psoriasis podría estar vinculada a una carencia de fosfolípidos, específicamente en la membrana celular. Los fosfolípidos son componentes esenciales de las membranas celulares, y su importancia en la salud de la piel radica en su capacidad para mantener la integridad y la permeabilidad de las células.

El Dr. Dupont propone que la carencia de fosfolípidos podría alterar la comunicación entre las células y desencadenar respuestas inmunológicas inapropiadas. Al reponer estos fosfolípidos, en lugar de suprimir el sistema inmunológico en general, se podría lograr una mejora en las lesiones cutáneas sin comprometer la capacidad del cuerpo para defenderse contra otras amenazas.

La lecitina marina como solución prometedora
En esta búsqueda de una conexión entre los fosfolípidos y la psoriasis, la lecitina marina emerge como un protagonista central. La lecitina, extraída principalmente de fuentes marinas como pescados grasos, es rica en fosfolípidos, incluidos la fosfatidilcolina, la fosfatidiletanolamina y la fosfatidilserina. Estos fosfolípidos son esenciales para la estructura y función adecuadas de las membranas celulares.

La lecitina extraída de los huevos de pescado es la más beneficiosa para la psoriasis según el Dr. Dupont, ya que contiene una alta concentración de fosfolípidos de tipo omega-3 y se mantiene constante, pues sin ella no sería posible que los huevos se desarrollaran en óptimas condiciones. Además, estos fosfolípidos son los más parecidos a los del ser humano.

La lecitina marina no solo proporciona los bloques de construcción necesarios para mantener la integridad de las membranas celulares, sino que también puede tener otros beneficios. Se ha observado que mejora la oxigenación del torrente sanguíneo y activa el sistema nervioso parasimpático, lo que puede tener efectos positivos en la regulación del estrés.

De esta misma manera, los fosfolípidos presentes en la lecitina son cruciales para la producción de neurotransmisores, los cuales son mensajeros químicos que facilitan la comunicación entre las células nerviosas. La mejora de la función neurotransmisora podría tener un impacto positivo en el equilibrio emocional y, por ende, en la gestión del estrés asociado a la psoriasis.

No todas las lecitinas sirven
Para el Dr. Dupont, elegir la mejor lecitina es esencial para obtener beneficios adecuados en el tratamiento de la psoriasis. Para él, es primordial que la concentración en fosfolípidos sea alta y constante. Por ello, el uso de lecitinas provenientes de subproductos de la pesca (intestinos, piel, cabeza…) no sería útil debido a su contenido aleatorio en fosfolípidos. En esa misma línea, otra de las características que debe cumplir la lecitina es que esta sea rica en omega-3. De esta manera, el Dr. Dupont descarta para sus tratamientos de psoriasis las lecitinas vegetales, ya que, a pesar de tener propiedades interesantes, estas son ricas en omega-6 y no en omega-3.

Recomendaciones para una gestión holística de la psoriasis
Más allá de la intervención específica con lecitina marina, existen enfoques prácticos y holísticos para mejorar la calidad de vida de las personas afectadas por la psoriasis. Estas recomendaciones incluyen:

1.- Dieta equilibrada: Adoptar una dieta rica en nutrientes esenciales, como ácidos grasos omega-3, vitaminas D y B12, fibras y probióticos, mientras se evitan alimentos que pueden desencadenar la inflamación.

2.- Cuidado de la piel: Utilizar productos de cuidado de la piel diseñados para la piel sensible y propensa a la psoriasis, evitando irritantes y productos químicos agresivos.

3.- Gestión del estrés: Incorporar prácticas de manejo del estrés, como la meditación, el yoga, la respiración profunda y la terapia cognitivo-conductual, para reducir la carga emocional asociada a la psoriasis.

4.- Reconocimiento de desencadenantes  individuales: Identificar y evitar los factores desencadenantes individuales, como ciertos alimentos, situaciones de estrés o cambios climáticos, para prevenir brotes.

5.- Exposición controlada al sol: Aprovechar la exposición al sol de manera segura, ya que la luz solar puede tener beneficios para la piel y la síntesis de vitamina D.

6.- Hidratación y actividad física: Mantener una buena hidratación y participar en actividades físicas moderadas para promover la salud general de la piel y el cuerpo.

Conclusiones
La psoriasis, al ser una condición compleja con raíces en la genética y el entorno, se revela aún más intrigante con la conexión emergente con los fosfolípidos contenidos en la lecitina marina. A medida que la investigación avanza, la comprensión de la psoriasis evoluciona, allanando el camino para soluciones más personalizadas e innovadoras destinadas a mejorar la vida de quienes la padecen. La interconexión entre la nutrición, los fosfolípidos y la psoriasis nos lleva a una nueva frontera en la comprensión de esta enfermedad multifacética, proporcionando pistas cruciales para el desarrollo de estrategias de tratamiento más efectivas y centradas en el paciente. Con la esperanza de un futuro donde la psoriasis sea manejada con mayor precisión y comprensión, continuamos explorando las complejidades de esta condición y las prometedoras posibilidades que la investigación actualmente nos ofrece. 

PMFarma no se hace responsable ni se identifica con las opiniones, informaciones, ideas o conceptos vertidos en los artículos de opinión publicados en todos sus medios tanto revistas impresas, digitales y web.

Articulos relacionados:

Logo
Giorgia Benetello. Naturópata y Consultora Dermocosmética.
Detox de primavera

La primavera es un momento ideal para comenzar un tratamiento de desintoxicación. Muchos especialistas consideran que la temporada de primavera es la mejor época del año para purificar y restaurar el organismo. El principal objetivo es favorecer el funcionamiento de nuestro organismo, aunque son varios los beneficios de un tratamiento detox: - Ayuda a reducir la retención de líquidos y disminuye la sensación de...

Jun. 2024
Logo
Edwin Fernández Cruz. Investigador posdoctoral, miembro del equipo de Nutrición de Precisión y Salud Cardiometabólica. IMDEA Alimentación.
Nutrición de precisión: nuevas herramientas para el abordaje dietético

Uno de los aspectos que más valoramos desde que entramos en el siglo XXI es la mejora a nivel tecnológico y profesional del ámbito de la salud. Ciertamente, una serie de retos relacionados con la pandemia causada por la COVID-19 y la financiación del sistema público han causado estragos sobre la atención primaria. Sin embargo, el desarrollo de nuevas metodologías y abordajes del paciente ha experimentado mejoras considerables, aunque...

Jun. 2024
Logo
Charo Hierro. Presidenta. ASACO.
Que el pronóstico del cáncer de ovario no sea cuestión de suerte

El cáncer de ovario es el gran desconocido entre los cánceres que afectan a la mujer. Sus síntomas inespecíficos suponen que su diagnóstico se produzca en estadios avanzados en el 80% de los casos. La supervivencia no alcanza el 50%. La complejidad de la... El día 8 de mayo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Ovario en su 12ª edición. Esta jornada, pretende dar visibilidad a este...

May. 2024