El consejo farmacéutico, crucial en la dispensación de complementos alimenticios

imagen autor
Dr. Jorge Enrique Angel. Director médico. Laboratorio Equisalud.

El consejo farmacéutico, crucial en la dispensación de complementos alimenticios

06/3/2023
1067
La venta de complementos alimenticios siempre ha sido una fuente importante de ingresos para las oficinas de farmacia, y más a raíz de la pandemia. Al ser productos que se venden sin prescripción, no se le suele dar importancia a la forma correcta de administración, a los posibles efectos secundarios o interacciones, etc. Sin embargo, cada complemento tiene sus peculiaridades, y el farmacéutico interesado en mejorar su atención al público y la calidad de su servicio debe conocerlas y aconsejar proactivamente al respecto.

La forma de administración de un complemento alimenticio puede potenciar la efectividad de un producto o, por el contrario, reducirla considerablemente. De hecho, una administración incorrecta puede interferir en su absorción y anular completamente el efecto de esa sustancia, o provocar molestias y efectos secundarios en el paciente. Dado que los complementos no se suelen consumir bajo control médico, cabe la posibilidad de que el paciente no acierte a relacionar esas posibles molestias con la toma de uno u otro complemento, y por tanto no sepa evitarlas. También se pueden provocar interacciones no deseadas con la medicación que pudiera estar tomando esa persona. Por ello, es importante que el farmacéutico tome la iniciativa, se anticipe y ofrezca de forma proactiva indicaciones correctas en el momento de la venta.

Por ejemplo, los vitamínicos y multivitamínicos son una de las familias de productos de consumo más generalizado. Es, por tanto, interesante que en el momento de la venta el farmacéutico observe si el producto que está ofreciendo son vitaminas hidrosolubles o liposolubles. En el caso de las hidrosolubles (todas las B y C), pueden tomarse con o sin alimentos y en cualquier momento del día, con una excepción: la B12, muy recomendada por ejemplo a personas veganas o pacientes con anemia perniciosa, se absorbe mejor con comida. El farmacéutico debe indagar si ese paciente también toma vitamina C por separado, porque en ese caso le aconsejará distanciar su toma como mínimo 2 horas, ya que la vitamina C puede evitar que su cuerpo asimile la B12.

En el caso de las vitaminas liposolubles (A, D, E y K) se absorben mejor al consumirlas con una comida, si bien para mejorar su absorción no debe de tratarse de comidas muy grasas, y desde luego sin ninguna grasa saturada. Las grasas saludables de origen vegetal, como las que se encuentran en aguacates o nueces, funcionarán bien con este tipo de vitaminas, y esto es algo que debe subrayar el profesional de farmacia cuando ofrezca este tipo de productos si quiere ofrecer valor añadido a su público.

El caso peculiar de los minerales
Cuando se trata de complementos alimenticios con hierro, muy consumidos por mujeres que sufren de menstruaciones abundantes o por pacientes con un cierto grado de anemia (y en este caso sí suelen estar prescritos por un médico), debe recordarse que el hierro se absorbe mejor con el estómago vacío o, mejor aún, con un zumo de cítricos, ya que el hierro y la vitamina C tienen un efecto sinérgico. El farmacéutico debe advertir al paciente que si nota náuseas, cambie la ingesta a después de una comida, pero que no lo mezcle con calcio o alimentos ricos en calcio, ya que interfieren con el hierro y no se absorberá ninguno de los dos elementos por completo.

Por otro lado, el farmacéutico debe tener presente que grandes dosis de minerales pueden competir entre sí para ser absorbidos, por lo que previamente debe preguntar al cliente si toma algún otro suplemento. No se deben usar complementos alimenticios de calcio, zinc o magnesio al mismo tiempo; esto es reseñable en el caso del magnesio, cuyo uso se ha puesto más de moda en tiempos recientes. No olvidemos que los complementos alimenticios también están sujetos a modas, por lo que el técnico de farmacia debe estar avezado para indagar sobre estos aspectos a la hora de despachar.

Además, en el caso de estos tres minerales, resultan más suaves para el estómago si se toman con alimentos, por lo que, en caso de estar recomendados por un médico, debe incidirse en la necesidad de separarlos en diferentes comidas o meriendas. Por otra parte, no es conveniente tomar ningún mineral aislado junto con un multivitamínico o una fórmula de vitamina antioxidante, como betacaroteno o licopeno. Los multivitamínicos ya están formulados para que sus componentes no interacciones entre sí, por lo que agregar otro mineral puede desequilibrar la ingesta o alterar la absorción de algún elemento. Esto ocurre también con algunos antioxidantes. 

El hierro con frecuencia se recomienda a mujeres embarazadas junto con el ácido fólico. Son importantes para la salud del bebé. Ambos componentes se pueden encontrar en la mayoría de presentaciones de vitaminas prenatales, pero algunas de estas fórmulas pueden empeorar las náuseas matutinas, y eso suele deberse al hierro. El farmacéutico debe preguntar a la clienta sobre estos efectos en el momento de despachar y, si detecta que esto está ocurriendo, puede recomendar tomar las vitaminas prenatales con un refrigerio ligero en la tarde/noche.

Probióticos y aminoácidos
Estas dos familias de complementos alimenticios han ido ganando predicamento en los últimos tiempos, por lo que es bueno que el farmacéutico conozca sus peculiaridades con detalle. Los probióticos no dejan de ser bacterias, y como sabemos algunas cepas de bacterias se deben tomar con el estómago vacío, mientras que otras conviene ingerirlas acompañadas de alimentos. Aunque es difícil medir la viabilidad de las bacterias en humanos, algunas investigaciones sugieren que los microorganismos Saccharomyces boulardii sobreviven en igual número con o sin comida. Por otro lado, Lactobacillus y Bifidobacterium sobreviven mejor cuando se toman hasta 30 minutos antes de una comida, si bien es necesario subrayar que la adherencia al tratamiento probablemente sea más importante que si se toma el probiótico con o sin alimentos.

En cuanto a los aminoácidos, su absorción se facilita si son administrados en ayunas o 30 minutos antes del desayuno o almuerzo, o bien una hora y media antes de las comidas. El metabolismo de algunos aminoácidos, como la homocisteína, depende de un adecuado nivel de vitaminas del complejo B, especialmente B6, B9 y B12, y así evitar la producción elevada de este aminoácido. El farmacéutico debe asegurarse de que el paciente toma, por tanto, algún complemento de vitamina B, ya que la homocisteína elevada puede afectar al interior de las arterias, contribuyendo a la arterioesclerosis y por lo tanto a la enfermedad cardiovascular.   

Interacciones con fármacos
Incluso los nutrientes esenciales pueden interferir con muchos medicamentos comunes. Si el paciente está tomando un anticoagulante tradicional como la warfarina, incluso una pequeña cantidad de vitamina K en un multivitamínico puede reducir el efecto de ese fármaco y provocar un desajuste indeseado en los niveles de coagulación. Ningún paciente en tratamiento con warfarina debería tomar nada por su cuenta, por eso el farmacéutico debe asegurarse en este sentido antes administrar complementos. Por otro lado, tomar más de 1.000 mg de vitamina E por día puede aumentar en estos pacientes el riesgo de sangrado.

Otro ejemplo de posibles interacciones con fármacos se da en los medicamentos para la tiroides. Si el paciente toma medicamentos para la tiroides, la ingesta de calcio, magnesio o hierro se debe hacer dentro de las 4 horas posteriores para no reducir la acción de estos medicamentos. Antes de despachar estos productos, no está de más que el farmacéutico permanezca atento e inquiera al cliente sobre otros tratamientos que esté tomando, para detectar estos riesgos a tiempo. Es parte del valor añadido que se ofrece desde la oficina de farmacia como profesionales de la salud.

El complemento alimenticio ideal y su dosis
No existe un complemento alimenticio ideal para todos, eso es evidente. Primero, por las necesidades peculiares de cada paciente y de su estado de salud, y segundo por la dosificación de cada componente que cabe en una tableta, comprimido o cápsula. Por concretar con un ejemplo: la cantidad de calcio que necesita una persona para cumplir el % VRN (valores de referencia de nutrientes) es demasiado alta para caber en una tableta que se pueda tragar fácilmente. Por ello, los complementos alimenticios no reemplazan una dieta equilibrada para para obtener los nutrientes necesarios.

Por otra parte, es conveniente también que el farmacéutico interesado en dispensar estos productos busque laboratorios que trabajen con Buenas Prácticas de Fabricación (BPM, por sus siglas en inglés) que garanticen la seguridad y calidad de los componentes alimenticios, como es el caso de Equisalud, que tiene más de 30 años de experiencia como líder en el sector.  Lo anterior es muy importante ya que no todas las marcas trabajan con el mismo rigor, lo que en ocasiones resulta en que el producto no contiene exactamente lo que dice en su etiqueta y por lo tanto su efecto beneficioso no se realiza.   

Por otro lado, el farmacéutico siempre debe incidir, ante el cliente interesado en comprar complementos alimenticios, en que la principal vía de ingesta de nutrientes debe ser la alimentación. Ya lo hemos dicho más arriba pero merece la pena reiterarlo. También puede animarle a mantener un diario de suplementos, de forma que se garantice la separación en la ingesta cuando sea necesario para garantizar la absorción, y también para identificar a tiempo la causa de posibles efectos indeseados.

Ventas cruzadas, valor añadido y fidelización
Por otro lado, los complementos alimenticios ofrecen una interesante oportunidad a la oficina de farmacia para la venta cruzada. Si un paciente tiene anemia y solicita hierro por consejo médico, el farmacéutico debe adelantarse, inquirir sobre otros posibles síntomas como estados gripales de repetición, y ofrecer vitamina C que además de mejorar la absorción del hierro apoya también la inmunidad. O si tiene dolores articulares, ofrecer cúrcuma como apoyo antinflamatorio, antes de acudir a los fármacos antinflamatorios no esteroideos (AINES, por su siglas en inglés) que pueden tener más efectos secundarios. Otro caso típico: si un paciente solicita una estatina, el farmacéutico inmediatamente puede ofrecerle un suplemento de coenzima Q10, dado que las estatinas bloquean la producción de esta coenzima, fundamental para la oxigenación de las células y la producción de energía.

Queda claro, por tanto, que una correcta y detallada formación sobre complementos alimenticios en las personas que atienden en la oficina de farmacia puede redundar conjuntamente en un incremento de ventas y, sobre todo, en una atención al cliente inmejorable.

Seamos muy conscientes de que es difícil que este tipo de consejos lleguen al paciente, bien porque no se suelen ofrecer desde la consulta médica (sea por la presión del tiempo en consulta, sea porque la formación médica ortodoxa no incide especialmente en los complementos alimenticios), bien porque el paciente se “autorreceta” dichos complementos por propia iniciativa y lógicamente desconoce las correctas formas de administración, contraindicaciones, interacciones y sinergias. De ahí la importancia del papel relevante del farmacéutico, al saber detectar estas situaciones y cubrir proactivamente este déficit de información.

Debemos tener siempre presente que el papel del farmacéutico es tan importante como el del médico en el cuidado de la salud y, en los casos de productos sin prescripción, incluso más. Los consumidores confían en las recomendaciones del profesional de la salud, y con este tipo de productos y una correcta formación específica sobre los productos a la venta, la oficina de farmacia tiene una oportunidad inigualable para incrementar las ventas, mejorar su posicionamiento y aumentar la fidelización de sus clientes.

PMFarma no se hace responsable ni se identifica con las opiniones, informaciones, ideas o conceptos vertidos en los artículos de opinión publicados en todos sus medios tanto revistas impresas, digitales y web.

Articulos relacionados:

Logo
Dra. Leia Garrote. Directora Médica. BrudyLab.
Omega 3, de principiante a experto: descubre las respuestas a tus preguntas

A través de sólo 7 preguntas nos adentraremos en el mundo de los ácidos grasos y en especial profundizaremos el conocimiento de uno de los nutrientes esenciales más importantes, los ácidos grasos Omega 3. Te animo a seguir leyendo si quieres saber si el... ¿Son tan importantes los ácidos grasos Omega 3 para mi salud? Definitivamente, sí. Los ácidos grasos Omega 3 son nutrientes...

Abr. 2024
Logo
Mar Crisol. Farmacéutica formadora & Health Coach. Doctora en Educación Sanitaria en Menopausia. CEO en Menopautas.com
El rol vital de las farmacias: implementando servicios especializados de Menopausia con profesionales expertos

La menopausia representa una etapa significativa en la vida de las mujeres, donde los síntomas pueden variar y afectar la calidad de vida. La integración de servicios especializados en menopausia en las farmacias no sólo ofrece comodidad y accesibilidad,... El período de la menopausia, marcado por cambios hormonales significativos en las mujeres, puede influir en la calidad de vida y...

Abr. 2024