La doble limpieza facial micelar con DETOXIFIER

21/2/2024
Enviar a un amigo
Imprimir en PDF
La doble limpieza facial micelar con DETOXIFIER
Categorías:
Productos  Dermatología  

El primer paso, y más importante, para conseguir una buena rutina facial y que los productos que se apliquen sean efectivos es limpiar la piel en profundidad. La rutina en dos pasos es la mejor forma para conseguirlo. Se trata de utilizar dos tipos de producto: uno para retirar la suciedad liposoluble, que elimine sebo, maquillaje o protectores solares; y otro limpiador para las impurezas hidrosolubles, como partículas de polvo y células muertas.

Para ello, proponemos utilizar dos productos que consigan realizarla en tiempo récord y dejando la piel impoluta: un agua micelar y una espuma limpiadora.

Los dos pasos
-    En el primer paso se retiran todas las impurezas afines a la grasa o liposolubles, como el maquillaje, barra de labios, máscara de pestañas o protector solar. Para que este paso sea rápido y muy efectivo, DETOXIFIER AGUA MICELAR será un must.
-    En el segundo paso se retiran las impurezas hidrosolubles como células muertas, polvo, polución o sudor. Aquí utilizaremos DETOXIFIER ESPUMA.

Pero, ¿el agua micelar puede sustituir a un limpiador con base en aceite?
Una micela es una estructura formada por agentes limpiadores con forma de microesfera invisible. Están formadas por dos extremos: un extremo hidrófilo soluble en agua y un extremo lipófilo que atrapa las sustancias grasas que son incompatibles con el agua.

Gracias a estos dos extremos, el agua micelar desempeña una doble función: atrae impurezas de toda clase y y las deposita en el algodón, eliminando residuos liposolubles, en el algodón para eliminar así residuos liposolubles, como el maquillaje, el sebo o los protectores solares, así como los hidrosolubles (sudoración, polvo, eliminación de células muertas...).

Por lo tanto, para este primer paso de la limpieza el agua micelar es ideal, ya que elimina eficazmente la suciedad acumulada en la piel. La tecnología micelar en productos de limpieza facial es una de las opciones idóneas para todo tipo de pieles, pero en especial para las más sensibles. Sin embargo, es crucial aclarar después con un limpiador en base acuosa para eliminar cualquier residuo del producto que permanezca sobre la piel después de arrastrar la suciedad con un algodón. Esto asegura que la piel no se irrite y que la limpieza sea más completa.

DETOXIFIER AGUA MICELAR
Ingredientes activos
- Polisacáridos: combinación de pectinas, carragenatos, goma xantana y péptidos vegetales.
- Detoxificador celular: activo purificado derivado de la levadura Candida saitoana. Consigue, mediante un mecanismo de autofagia (sistema de detoxificación celular), que las células se deshagan de los componentes tóxicos acumulados en su interior. Suaviza la piel y restaura la luminosidad natural de las pieles cansadas y con toxinas.

DETOXIFIER ESPUMA
Esta espuma facial está especialmente formulada para la limpieza en profundidad de la piel. Gracias a la combinación de activos de su fórmula, hidrata la piel y la libera de impurezas y toxinas que diariamente se acumulan. Su espuma fina está formulada con tensioactivos suaves y permite una aplicación más cómoda y agradable. Indicada para todo tipo de pieles, pieles grasas o con tendencia acneica.

Ingredientes activos
- Ácido salicílico (0,8%): posee acción queratolítica. Retira el exceso de células y ayuda a purificar los poros.
- Detoxificador celular: activo purificado derivado de la levadura Candida saitoana. Consigue, mediante un mecanismo de autofagia (sistema de detoxificación celular), que las células se deshagan de los componentes tóxicos acumulados en su interior. Suaviza la piel y restaura la luminosidad natural de las pieles cansadas y con toxinas.
- Hoja de rúcula: potencia el glutatión (GSH) endógeno para fortalecer el sistema de defensa de la piel. Participa en procesos de detoxificación y suaviza la piel mejorando su capacidad de recuperación ante el estrés.
- Extracto de nenúfar: disminuye la concentración de los factores de inflamación y mejora la microcirculación cutánea.
- Aceite de árbol del té: antimicrobiano y antiinflamatorio. Evita la proliferación de microorganismos comunes en el acné y minimiza la inflamación causada por ellos.
- Complejo de saponinas: sistema limpiador y calmante gracias al contenido en flavonoides.
- Alantoína: regenera la epidermis por su capacidad acondicionadora e higroscópica.
- Sarcosina: controla la producción de sebo. Suaviza la piel, elimina los brillos y cierra los poros.
- Complejo de fosfolípidos y sorbitol: aporta nutrición e hidratación para mantener y proteger el manto hidrolipídico durante la limpieza.

Además, según Ana Torrens, farmacéutica y responsable científica de HD Cosmetic Efficiency, “La importancia de la doble limpieza está respaldada por la evidencia científica. Un estudio publicado en el Journal of Cosmetic Dermatology (2016) encontró que la doble limpieza es efectiva para mejorar la eliminación de maquillaje y la limpieza profunda de la piel. El estudio también recalcó que la doble limpieza ayuda a mejorar la hidratación de la piel".

"En 2009, un estudio publicado en el Journal of Investigative Dermatology (2009) demostró que la acumulación de suciedad y aceite en la piel puede contribuir a la aparición del acné. En resumen, hay evidencia científica que respalda la importancia de la doble limpieza para mejorar la limpieza profunda de la piel, eliminar el maquillaje y las impurezas, mejorar la hidratación de la piel y prevenir la aparición del acné”.

Otras noticias: