El COF de Almería analiza los nuevos requisitos en el proceso de gestión del agua, desde la captación hasta su llegada a los hogares

01/12/2023
Enviar a un amigo
Imprimir en PDF
El COF de Almería analiza los nuevos requisitos en el proceso de gestión del agua, desde la captación hasta su llegada a los hogares
Categorías:
Farmacia comunitaria  

Son profesionales farmacéuticos quienes se encargan de la legislación de aguas, algo que posiblemente sea algo desconocido por la sociedad de a pie”, recuerdan desde el Colegio

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Almería prosigue con su programa de formación continua y lo hace además atendiendo a las diferentes facetas que tiene la profesión y que hace referencia no solo al trabajo que realiza desde las oficinas de farmacia, sino también en otros campos como las farmacias hospitalarias, los análisis clínicos, la salud pública, la industria y distribución farmacéutica, la óptica y acústica, la alimentación, la dermofarmacia, la ortopedia, la farmacia veterinaria o la docencia. En esta ocasión es la salud pública a través de una doble jornada de actualización en torno a la Legislación de Aguas, formación además acreditada por la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía (ACSA).

En la bienvenida, la vocal de Hospitales, Salud Pública y Análisis Clínicos del Colegio, Alba Martos, apuntaba precisamente a esa variedad profesional. “Hay que tener en cuenta que los farmacéuticos también trabajan en aspectos relacionados directamente con la salud pública y el Colegio también lo tiene en cuenta de cara a la formación. En el caso de las aguas, ha habido un cambio de legislación al respecto y nos interesaba tanto ofrecer esas novedades como establecer un debate acerca de su aplicabilidad y contar para ello con los mejores especialistas. Son profesionales farmacéuticos quienes se encargan de la legislación de aguas, algo que posiblemente sea algo desconocido por la sociedad de a pie”.

Las jornadas han sido impartidas por Francisco Carmona, licenciado en Farmacia y agente de Salud Pública del Distrito Poniente de Almería, Ángeles Martínez, licenciada en Farmacia, agente de Salud Pública del Distrito Poniente de Almería y asesora de la Delegación Provincial de Salud de Almería y Alicia Piñero, jefa de servicio en Hidralia Gestión Integral del Agua de Andalucía S.A. y coordinadas por María Isabel Montes, farmacéutica de Instituciones Sanitarias de la Junta de Andalucía, inspectora en el distrito Poniente.

Montes explica que “el tema afecta a toda la ciudadanía porque estos nuevos cambios tienen que ver con el agua de consumo que usa o bebe toda la problación, ya sea en bares, restaurantes, hospitales, casas… El agua potable de consumo público. La que sale del grifo”, detalla.

Sobre la materia, la inspectora en el distrito Poniente indica que “los peligros y posibles complicaciones vienen desde la captación del agua a las distintas etapas de los tratamientos que se le dan al agua para potabilizarla, los controles analíticos que tienen que realizar las empresas abastecedoras, algunos de ellos diarios, otros semanales o trimestrales, que algunos de los resultados son públicos, recogidos en un portal… y hasta el grifo. Todas esas fases del agua, de la captación al grifo, están sometidas a un control, a una inspección sanitaria, que es la que hacemos los farmacéuticos inspectores y, en este sentido, la normativa ha cambiado. Ha salido un nuevo Real Decreto que cambia totalmente la filosofía, de manera que los abastecimientos tienen que realizar lo que se ha venido a llamar un Plan Sanitario del Agua, donde ellos, basándose en la metodología de análisis de peligros van a establecer unos sistemas de autocontrol para garantizar que el agua que llega al usuario es segura desde todos los puntos de vista”.

Sobre la calidad del agua de Almería, María Isabel Montes subraya una gran peculiaridad diferencial. “El agua de Almería tiene una principal característica con respecto a otras y es que muchas de las captaciones tienen origen subterráneo y eso tiene una gran ventaja porque las aguas que tienen más probabilidad de contaminarse en algunas fases son las aguas superficiales porque están sometidas a las lluvias, a las escorrentías y en muchos casos ese problema no lo tenemos. Y lo mismo ocurre ahora, con el problema de escasez, con las desaladoras que tienen una gran inversión detrás. Esa agua desalada no tiene ese tipo de problemas porque está más purificada”.

De este modo, las jornadas, reuniendo tanto a dos profesionales farmacéuticos de la materia y a otra representando a una de las empresas que se dedica a gestionar agua ha sido muy enriquecedora para los participantes y con el objetivo en común y primordial de garantizar la salud de los ciudadanos.


Otras noticias: