Vitamina C vs. Niacinamida: ¿qué activo escoger para luchar contra las manchas en la piel?

28/11/2023
Enviar a un amigo
Imprimir en PDF
Vitamina C vs. Niacinamida: ¿qué activo escoger para luchar contra las manchas en la piel?
Categorías:
Productos  Dermatología  

Una de las principales preocupaciones en el mundo beauty es la aparición de manchas en la piel, ya sea debido a la exposición al sol, al envejecimiento o a condiciones médicas específicas. Dos de los principales ingredientes que se recomiendan para combatir las manchas en la piel son la vitamina C y la niacinamida. Pero, ¿cuál de estos dos ingredientes es más efectivo?

Vitamina C: el poder antioxidante
La vitamina C, también conocida como ácido ascórbico, es un antioxidante ampliamente reconocido que se encuentra de forma natural en frutas cítricas como naranjas y limones, así como en vegetales como pimientos y brócoli. Cuando se trata del cuidado de la piel, la vitamina C es apreciada por su capacidad para combatir los radicales libres, que son moléculas inestables que pueden dañar las células de la piel y acelerar el proceso de envejecimiento. Esto significa que la vitamina C puede ayudar a prevenir la formación de manchas oscuras al proteger la piel de los efectos nocivos del sol y otros factores ambientales.

Además de sus propiedades antioxidantes, la vitamina C también es conocida por su capacidad para reducir la producción de melanina, el pigmento responsable de la coloración de la piel. Al reducir la producción de melanina, la vitamina C puede ayudar a aclarar las manchas oscuras existentes y prevenir la formación de nuevas.

Niacinamida: un multitalento para la piel
La niacinamida, también conocida como vitamina B3, es otro ingrediente versátil cuando se trata del cuidado de la piel. A diferencia de la vitamina C, la niacinamida no es un antioxidante en sí, pero tiene una amplia gama de beneficios para la piel. Uno de los aspectos más destacados de la niacinamida es su capacidad para inhibir la transferencia de melanina en la piel, lo que la convierte en una opción efectiva para reducir la aparición de manchas oscuras.

Además, la niacinamida es conocida por su capacidad para fortalecer la barrera cutánea, lo que ayuda a retener la humedad y prevenir la pérdida de agua transepidérmica. Esto puede ser beneficioso para las personas con piel seca o propensa a la irritación, ya que una barrera cutánea saludable puede mejorar la apariencia general de la piel y reducir la sensibilidad.

Entonces, ¿qué activo escoger para luchar contra las manchas en la piel?
La elección entre vitamina C y niacinamida para tratar las manchas en la piel puede depender de varios factores, incluido el tipo de piel y los problemas específicos que deseas abordar. No obstante, hay productos, como las ampollas WhitePro de Ami Iyök, que combinan ambos ingredientes ya que pueden complementarse mutuamente para brindar resultados óptimos.

WhitePro de Ami Iyök es un tratamiento, en formato ampollas, eficaz para aquellas pieles con manchas provocadas especialmente por el fotoenvejecimiento, pero también causadas como la edad, el acné o una hiperpigmentación post inflamatoria, entre otros factores. Esta línea de ampollas contiene prebióticos e ingredientes como el ácido azelaico y la niacinamida, que ayudan a mantener sana la microbiota natural de nuestra piel a la vez que la hidratan y calman después de la exposición solar.

La niacinamida, también conocida como vitamina B3, refuerza la barrera protectora de la piel y reduce la producción de sebo. Gracias a su poder antioxidante, reduce los efectos de los rayos UV, lo que ayuda a tratar la hiperpigmentación y eliminar las manchas combatiendo además la opacidad de la piel. Asimismo, la niacinamida protege de radicales libres como la polución y combate los primeros signos de la edad, ya que repara el ADN dañado, mejora la energía de las células y promueve la producción de colágeno.

Además, las ampollas de WhitePro incluyen también vitamina C, un antioxidante que tiene un gran efecto despigmentante, al inhibir la acción de la enzima tirosinasa, responsable de la formación de melanina y, por lo tanto, de las manchas de la piel. Además, la vitamina C previene la hiperpigmentación postinflamatoria, puesto que reduce los macrófagos implicados en los procesos de inflamación.

Otras noticias: